miércoles, 23 de enero de 2013

¿Es a mi?



Este pequeño juego de alcohol para 3 jugadores solo necesita de 9 cartas: 3 cartas con un 1, 3 cartas con un 2, y 3 cartas con un 3, cualquiera vale, poker, baraja española, Uno... realmente da igual.

El juego consiste en hacer beber al otro, y que nadie te haga beber a ti. Para que así sea, se harán rápidas votaciones con apuestas que ahora explicaré.

Para empezar, se cogerán una carta de 1, una de 2 y una de 3 para repartir los roles (o números) de cada jugador. Se puede hacer al azar o simplemente atribuir un número a cada jugador.

Hecho esto, se reparte a cada jugador una carta de 1, una de 2, y una de 3.
Supongamos que a nosotros nos ha tocado el número 2. Si yo quisiera hacer beber al jugador número 3 tendría que dejar la carta con el número 3, y si quisiera que el jugador número 1 bebiera pondría la carta número 1. Si pensara que los otros dos jugadores quieren hacer-me beber en este turno podría votar-me a mi mismo para hacer-los beber a ellos, pero podría no salirte bien la jugada y condenarte a ti mismo. Veamos entonces las posibles combinaciones:



La flecha de la imagen indica que columna representa nuestra carta.  

Las apuestas, o dicho de otra manera, las cartas que elija cada jugador, deben ser giradas al mismo tiempo.

Éste es un juego de alianzas y traiciones, sencillo pero entretenido y una manera divertida de pasar un buen rato con los amigos. Se puede jugar con chupitos, tragos de cerveza, vino o cualquier cosa, incluso sin alcohol. El límite lo marcáis los mismos jugadores, pero procurad no pasaros.

Puede jugarse sin alcohol de manera sencilla, cada vez que alguien pierda se suma un punto, a X rondas quien tenga menos puntos será el ganador. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario